Archivo del Blog

Categorías del Blog

Últimos Comentarios

Artículos Populares

Artículos Recientes

Etiquetas Publicadas

Maquillaje paso a paso

Maquillaje paso a paso

Cuando empecé a dedicar parte de mi tiempo al maquillaje me di cuenta de que siguiendo unas pautas muy sencillas y con un poco de práctica podemos conseguir grandes resultados. Dentro de la cosmética online, además de maquillaje de lujo también podemos encontrar marcas “low cost” al alcance de todas, con las que también quedaremos realmente satisfechas. Alcanzar la belleza que buscas no es difícil, aunque es cierto que aprender cómo maquillarse requiere tiempo y esfuerzo. Si queréis saber cuál es mi rutina y el orden de aplicación de los productos que uso seguid leyendo.

Limpieza e hidratación

El primer paso para que la base de maquillaje luzca perfecta es preparar e hidratar la piel. Lavamos el rostro con un gel facial adecuado a vuestro tipo de piel. Una vez aclarado vamos a utilizar una crema hidratante también en base a vuestra piel. Algo que yo nunca olvido sin importar si es invierno o verano es utilizar protección solar, podéis aplicarla después de vuestra crema hidratante habitual. Tened en cuenta que el uso de estos productos os ayudará a prevenir arrugas prematuras, manchas y líneas de expresión. ¿Quieres más información sobre producto que te pueden ayudar a combatir las arrugas? Haz click aquí.

Base de maquillaje

La base de maquillaje es uno de los productos más importantes, unificando el tono de piel y cubriendo imperfecciones. Hay dos cosas básicas a tener en cuenta cuando vamos a elegir nuestra base. En primer lugar, la cobertura que deseéis obtener, ya que podemos encontrar bases muy fluidas y ligeras para un acabado más natural o bases más pesadas que proporcionan una cobertura completa causando un efecto “piel de porcelana”. Realmente creo que las dos son buenas opciones y que depende de la ocasión. El segundo aspecto a considerar y para mí el más importante y difícil es encontrar el tono y subtono adecuados.


El tono lo encontraremos desde la tez más clara a la más oscura pero el subtono está constituido por los pigmentos que componen la base. Tenemos que saber que un subtono cálido ofrece un color más amarillo y dorado en el rostro. Un subtono frío, por otro lado, aportará un color más rosado y beige. El subtono neutral, finalmente, se obtiene mediante la mezcla de ambos.

Un truco para que sepáis cuál es vuestro subtono es fijarse en las venas de vuestras muñecas.

     - Venas verdes = cálido
     - Venas azuladas = frío
     - Mezcla de ambas = neutral

Resulta importante que a la hora de probarla lo hagáis en el cuello. Es un error hacerlo en la muñeca o en la mano, ya que no se suele corresponder con el color real de nuestra piel. Lo que se persigue es conseguir cierta armonía entre rostro, cuello y escote. 

Una vez tengáis la base adecuada recordad que el corrector para las ojeras tiene que ser de un tono o dos por debajo de ella. Así conseguimos cubrir la ojera y aportar luminosidad al rostro.

Productos en polvo: polvos translúcidos, bronceador, colorete e iluminador

Para conseguir un acabado más duradero conviene sellar la base con unos polvos translúcidos. Éstos no aportan color, únicamente ayudan a que la base se mantenga intacta durante más tiempo y así reducir brillos.

Para afilar el rostro podemos utilizar polvos bronceadores y aplicarlos en la parte inferior de hueso del pómulo, en los laterales de la barbilla y en la zona alta de la frente. Llegando al punto del colorete sólo tenéis que sonreír y aplicarlo en las manzanas de vuestras mejillas, difuminando hacia el nacimiento del pelo y haciendo que se funda con el bronceador.

Por último, el iluminador aportará esa luz y sensación de piel jugosa y radiante que tanto gusta. Podéis colocarlo en la parte alta del hueso del pómulo. ¡A mí me encanta como queda!

Maquillaje de ojos y cejas

Los ojos marcan el resultado final. Utilizamos un color claro, a ser posible mate, como tono de transición y lo pondremos por todo el párpado móvil. En la cuenca del ojo, exactamente en el pliegue desde el exterior al interior del ojo, aplicamos una sombra un tono o dos más oscura que la anterior para dar más profundidad a la mirada. Hay que difuminar muy bien. Y finalmente, en la “V” final del ojo, aplicamos la sombra más oscura y difuminamos hasta la mitad de nuestro párpado. La otra mitad se difumina hasta el lagrimal, pudiendo utilizar sombras con brillo o glitter para aportar más luz a la mirada. En las pestañas inferiores utilizamos el mismo color con el que hemos marcado la cuenca o la “V” final.


El eyeliner constituye el penúltimo paso antes de utilizar la máscara de pestañas. Es cierto que hacer un buen delineado requiere práctica y paciencia. Os recomiendo utilizar un lápiz de ojos negro muy cremoso que os permita dibujar la raya y difuminar con un pincel. Os aseguro que el resultado os gustará y resulta mucho más sencillo que los eyeliner en formato gel o líquido.

Las cejas podéis marcarlas con una sombra de ojos del mismo color que vuestro pelo. Conseguiréis un acabado más natural que al utilizar geles o lápices para cejas.

Descubre más sobre el maquillaje de ojos aquí.

Finalmente, los labios

Usando desde tonos nude a tonos rojos intensos conseguiremos un look ideal. Podemos darle todo el protagonismo con colores fuertes e intensos o resaltar otros puntos del rostro aplicando un color más natural. Lo importante es que os sintáis cómodas con él. ¡Creo que todos los colores son preciosos, así que me resulta difícil decidirme!

Labios

Espero que podáis sacarle el máximo provecho a este artículo.

¡Nos vemos pronto, coliflores!

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario: